Estación ocho: en el camino